Encontraras. . .

domingo, 9 de febrero de 2014

¡LA SUERTE!

Sabia Usted Que:
     Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra. El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:


-Tu caballo se escapó, ¿qué harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!


El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.


Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:


-No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!


El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.


Más adelante el hijo de nuestro hombre montaba uno de los caballos salvajes para domarlo y calló al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:


-¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tú eres ya viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.


El hombre, otra vez lo miró y dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.


Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:


-Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!


Otra vez el hombre lo miró diciendo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.

Ninguna persona tiene la potesta de limitar a otra, sugestionandolo con comentarios como:
"Que mala suerte!, Estas pavoso!, entre otras.." etiquetas que solo  ocasionan intimidarlo y quitarle el camino a la prosperidad, al amor, a la salud, derivandose esto en estress, enfermedades psicosomaticas (emotivas), disgusto consigo mismo, cerrando su mente de tal manera que piensan que no pueden surgir y esto no es asi. Porque motivandose con fe, optimismo, positivismo, tolerancia, alegria, armonia, y con esa fuerza de "YO SI PUEDO, YO SI LO VOY A LOGRAR, YO SI SOY FELIZ, YO ME AMO, YO ME APRUEBO, YO SUPERO TODAS LAS VISISITUDES DEL DIA A DIA", y siendo muy alegres como niños, viendo la vida bajo las perspectivas de la belleza de la naturaleza de todo lo que nos rodea, seremos grandes en cuerpo, alma, mente y espiritu.

Es decir, la suerte es una cuestión de actitud ante la vida (tal y como ya predijo Freud). De cómo vemos las cosas. Es cierto lo dicho en la Eneida: “la suerte es para los osados”. 

Aquellos que están más abiertos a nuevas experiencias y a conocer gente nueva y nuevos lugares, tienen obviamente una mayor probabilidad de estar “en el sitio adecuado en el momento adecuado”.

¡SEAN FELICES! Y QUE LA SUERTE ESTE CON USTEDES...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Qué te pareció el articulo? Deja un comentario recomendando cualquier película, o libro que te guste. ¡Comenta.. Tú opinión es muy importante para mi!

Traductor

Seguir en Google+

Seguidores

Radio

Sigueme en We Heart It

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

*--*

Animated Rainbow Moustache
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...