Encontraras. . .

lunes, 21 de julio de 2014

EL APEGO ES ADICCION

Depender de la persona que se ama es una manera de enterrarse en vida, un acto de automutilacion psicológica donde el amor propio, el autorrespeto y la esencia de uno mismo son ofrendados y regalados irracionalmente.- Walter Riso



Cuando el apego esta presente, entregarse, mas, que un acto de cariño desinteresado y generoso,  es una forma , de capitulación, una rendición guiada por el miedo con el fin de preservar lo bueno que ofrece la relación, la persona apegada comienza a sufrir una despersonalizacion lenta e implacable hasta convertirse en una anexo de la persona amada, un simple apéndice. 


Equivocadamente, entendemos el desapego como dureza de corazon, indiferencia o insensibilidad, y eso es incorrecto. Amor y Apego no siempre deben ir de la mano. Lo hemos entremezclado hasta tal punto, que ya confundimos el uno con el otro.

El desapego no es desamor, sino una manera sana de relacionarse, cuyas premisas son: independencia, no posesividad y no adiccion.- Walter Riso
 El apego enferma, castra, incapacita, elimina criterios, degrada y somete, deprime, genera estrés, asusta, cansa, desgasta y, finalmente, acaba con todo el residuo de humanidad posible.


 Estos se pueden dividir en este caso, tomaremos dos grupos:

A)Los activo-dependientes pueden volverse celosos e hipervigilantes, tener ataques de ira, desarrollar patrones obsesivos de comportamiento, agredir fisica o llamar la atencion de manera inadecuada, incluso mediante atentados contra su propia vida.

B)Los pasivo-dependientes tienden a ser sumisos, dociles y extremadamente obedientes para intentar ser agradables y evitar el abandono.

Otra manera mas extrema es cuando, el sujeto apegado concentra toda la capacidad placentera en la persona amada, a expensas del resto de la humanidad. Con el tiempo, esta exclusividad se va convirtiendo en fanatismo y devoción: Mi pareja lo es todo. El goce de la vida se reduce a una mínima expresión: la del otro.


Segun Walter Riso: LA INMADUREZ EMOCIONAL: EL ESQUEMA CENTRAL DE TODO APEGO

 La inmadurez emocional implica una perspectiva ingenua e intolerante ante ciertas situaciones de la vida, generalmente incómodas o aversivas. Una persona que no haya desarrollado la madurez o inteligencia emocional adecuada tendrá dificultades ante el sufrimiento, la frustración y la incertidumbre.

El nos señala  las tres manifestaciones más importantes de la inmadurez emocional relacionadas con el apego afectivo en particular y con las adicciones en general:

1) bajos umbrales para el sufrimiento,
2) baja tolerancia a  la frustración y
3) la ilusión de permanencia.

Primero definamos  Bajos umbrales para el sufrimiento o la ley del mínimo esfuerzo:

La incapacidad para soportar lo desagradable varía según de un sujeto a otro. Hay personas que son capaces de aguantar una cirugía sin anestesia, o de desvincularse fácilmente de la persona que ama porque no les conviene, mientras que a otras hay que  obligarlas, sedarlas o empujarlas

 El pensamiento central de la persona apegada afectivamente y con baja tolerancia al sufrimiento, se expresa así:

 No soy capaz de renunciar al placer/bienestar/seguridad que me brinda la persona que amo y soportar su ausencia. No tengo tolerancia al dolor. No importa qué tan dañina o poco recomendable sea la relación, no quiero sufrir su pérdida. Definitivamente, soy débil. No estoy preparado para el dolor.

 Baja tolerancia a la frustración o el mundo gira a mi alrededor

La clave de este esquema es el egocentrismo, es decir: Si las cosas no son como me gustaría que fueran, me da rabia. Tolerar la frustración de que no siempre podemos obtener lo que esperamos, implica saber perder y  resignarse cuando no hay nada que hacer. Significa ser capaz de elaborar duelos, procesar pérdidas y aceptar, aunque sea a regañadientes, que la vida no gira a nuestro alrededor. Aquí no hay narcisismo, sino inmadurez.


 Lo infantil reside en la incapacidad de admitir que no se puede


Muchos enamorados no decodifican lo que su pareja piensa o siente, no lo comprenden o lo ignoran como si no existiera. Están tan ensimismados en su mundo afectivo, que no reconocen las motivaciones ajenas. No son capaces de descentrarse y meterse en los zapatos del otro. Cuando su media naranja les dice: Ya no te quiero, lo siento, el dolor y la angustia se procesa solamente de manera autorreferencial: ¡Pero si yo te quiero! Como si el hecho de querer a alguien fuera suficiente razón para que lo quisieran a uno. Aunque sea difícil de digerir para los egocéntricos, las otras personas tienen el derecho y no el deber de amarnos. No podemos subordinar lo posible a nuestras necesidades. Si no se puede, no se puede.

 Ilusión de permanencia o de aquí a la eternidad
 
 La estructura mental del apegado contiene una dudosa presunción filosófica respecto al orden del universo. En el afán de conservar el objeto deseado, la persona dependiente, de una manera ingenua y arriesgada, concibe y acepta  la idea de lo permanente, de lo eternamente estable.

 El apego está sustentado en una falsa premisa, una utopía imposible de alcanzar y un problema sin solución. La siguiente frase, nuevamente de Buda, es de un realismo cruento  pero esclarecedor: Todo fluye, todo se diluye; lo que tiene principio tiene fin, lo nacido muere y lo compuesto se descompone. Todo es transitorio, insustancial y, por tanto, insatisfactorio. No hay nada fijo de qué aferrarse.


 Decir que todo acaba significa que las personas, los objetos o las imágenes en la cuales hemos cifrado nuestras expectativas de salvaguardia personal, no son tales. 

Aceptar que nada es para toda la vida no es pesimismo sino realismo saludable. Incluso puede servir de  motivador para beneficiarse del aquí y el ahora: Si voy a perder los placeres de la vida, mejor los aprovecho mientras pueda. Esta es la razón por la  cual los individuos que logran aceptar la muerte como un hecho natural, en vez de deprimirse disfrutan de cada día como si fuera el último.

Hay varios tipos de apegos como los mas resaltanes tenemos:

  •  La vulnerabilidad al daño y el apego a la seguridad /protección: 

Este tipo de apego es de los más resistentes porque el sujeto lo experimenta como si fuera una cuestión de vida o muerte. Aquí no se busca amor, ternura o sexo, sino  supervivencia en estado puro. Lo que persigue no es activación placentera y euforia, sino calma y sosiego. El origen de este apego parece estar en la  sobreprotección parental durante la niñez y en la creencia aprendida de que el mundo es peligroso y hostil.
  •  El miedo al abandono y el apego a la estabilidad/confiabilidad:
    Prefiero un mal matrimonio, a una buena separación- Walter Riso

    En ciertos individuos la  búsqueda de estabilidad está asociada a un profundo temor al abandono y a una  hipersensibilidad al rechazo afectivo. La confiabilidad se convierte, para  ellos, en una necesidad compulsiva para soliviar el miedo anticipatorio a la  carencia.

  •  La baja autoestima y el apego a las manifestaciones de afecto:
 
Prefiero una separación con amor, a un matrimonio  sin afecto. -Walter Riso

En este tipo de apego, aunque indirectamente también se busca estabilidad, el objetivo principal no es evitar el abandono sino sentirse amado.
  •  Los problemas de autoconcepto y el apego a la admiración: 

Yo sé que no es el marido ideal… Tiene mal humor, no es buen amante y a veces perezoso… Mi familia no lo quiere mucho y mis amigas me dicen que no debería estar con él… Pero me admira y reconoce en mí a una persona valiosa y especial… Incluso ha llegado a decir que no me merece… Póngase en mi lugar… En toda mi vida nadie se había maravillado por mí, nadie me había admirado… Puede que no sea el gran ejecutivo ni el mejor partido, pero se siente satisfecho y casi honrado de estar a mi lado… Con eso tengo suficiente, lo demás no me importa.- Walter Riso

 Aquí la carencia no es de amor sino de reconocimiento y adulación. Estas personas no se sienten admirables e intrínsecamente valiosas: por tal razón, si alguien les muestra admiración y algo de fascinación, el apego no tarda en llegar.


- Libro Amar o Depender de Walter Riso 


Vive amandote y seras muy feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Qué te pareció el articulo? Deja un comentario recomendando cualquier película, o libro que te guste. ¡Comenta.. Tú opinión es muy importante para mi!

Traductor

Seguir en Google+

Seguidores

Radio

Sigueme en We Heart It

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

*--*

Animated Rainbow Moustache
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...