Encontraras. . .

miércoles, 4 de febrero de 2015

El desgarrador poema de amor de un “obsesivo compulsivo”.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
 Se trata de un cuadro de obsesiones (pensamientos, imágenes e impulsos intrusivos que quienes las padecen consideran indeseables, absurdas o sin sentido.) y rituales compulsivos (actos, conductas que se hacen para neutralizar el contenido obsesivo) repetitivos que el individuo es incapaz de eludir aunque lo intente, con un gran componente de ansiedad y muy incapacitante para quien lo padece.

Algunos tipos de obsesiones pueden ser:  Ideas de Contaminación: (Lavarse y ducharse muchas veces o lavado durante horas de platos y ropa), Reaseguración: (consulta a médicos, Conductas de evitación: llevar guantes, evitar contactos con objetos contaminados, abrir las puertas con los codos, entre otros), Daños accidentales: (miedo a que se produzca una explosión de gas, producir un accidente de tráfico, dejar la puerta abierta y facilitar el asalto), Aspectos religiosos: (Actos blasfemos, dudas religiosas, dudas de fidelidad), y otras obsesiones.
Para saber mas del tema les dejo este link: "Test del carácter obsesivo-compulsivo" donde podras informarte, hacer una prueba que ofrece orientacion y te ayuda a averiguar si entras en este tipo de patron de personalidad.
 A continuacion un poema llamado: El desgarrador poema de amor de un “obsesivo compulsivo”. de Neil Hilborn. Aqui se observa un claro ejemplo de como es una parte de la vida de estas personas que sufren de este trastorno.
“La primera vez que la vi…
Todo en mi cabeza se silenció
Todos los ticks, las imágenes constantes desaparecieron.
Cuando tienes trastorno obsesivo compulsivo en realidad no tienes momentos callados.
Inclusive en la cama estoy pensando:
¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí
¿Cerré las puertas? Sí
¿Me lavé las manos? Sí
Pero cuando la vi, la única cosa en la que pude pensar fue en la curva de la horquilla de sus labios.
O la pestaña en su mejilla–
La pestaña en su mejilla–
La pestaña en su mejilla.
Sabía que debía hablar con ella
La invité a salir seis veces en treinta segundos.
Ella dijo que sí después de la tercera,
pero ninguna de las veces que pregunté se sintió bien así que tenía que seguir haciéndolo.
En nuestra primera cita,
pasé más tiempo organizando mi comida por colores de lo que pasé comiéndola o hablando con ella.
Pero le encantó.
Le encantaba que tuviera que besarla para despedirme 16 veces, o 24 si era miércoles.
Le encantaba que me tomaba todo el tiempo caminar hacia casa porque había muchas grietas en la banqueta.
Cuando nos mudamos juntos ella dijo que se sentía segura,
como si nadie nos fuera a robar porque definitivamente había cerrado la puerta 18 veces,
Yo siempre veía su boca cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba–
Cuando hablaba;
Cuando me dijo que me amaba, su boca se curveaba hacia arriba en los bordes.
En la noche ella se acostaba en la cama y me veía apagar todas las luces, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas, y prenderlas, y apagarlas.
Ella cerraba los ojos y se imaginaba que los días y las noches pasaban frente a ella.
Algunas mañanas empezaba a besarla para despedirme y ella sólo se iba porque estaba haciéndola llegar tarde al trabajo.
Cuando me detenía en las grietas de la banqueta ella seguía caminando.
Cuando me decía que me amaba su boca era una línea recta.
Me dijo que estaba tomando mucho de su tiempo.
La semana pasada empezó a dormir en casa de su madre.
Me dijo que nunca debió dejarme apegarme tanto a ella; que todo esto fue un error,
pero… ¡¿Cómo podría ser un error que no tenga que lavarme las manos después de tocarla?!
El amor no es un error y me está matando que ella pueda salirse de esto y yo no.
No puedo–
No puedo salir y encontrar a alguien nuevo porque siempre pienso en ella.
Usualmente, cuando me obsesiono con algo, veo gérmenes escabulléndose en mi piel.
Me veo a mí mismo siendo atropellado por una infinita línea de coches.
Y ella fue la primera cosa hermosa en la que alguna vez me he estancado.
Quiero despertar todas las mañanas pensando en la manera en la que agarra el volante.
Cómo mueve las manijas de la regadera como si estuviera abriendo una caja fuerte.
En cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla las velas–
cómo sopla…
Ahora sólo pienso en quién más está besándola.
No puedo respirar porque él sólo la besa una vez­– ¡No le importa si es perfecto!
La quiero de regreso tanto que…
Dejo la puerta sin cerrar.
Dejo las luces prendidas”.
- Neil Hilborn.
 Seamos felices dejando ser felices a los demas, respetando su espacio, costumbres, credo, raza, profesiones entre otros factores, colocandonos siempre en el zapato del otro, no martirizandolo con nuestras manias compulsivas.  

Si queremos que el amor perdure volemos juntos pero jamas atados, a veces idealizamos el amor pensando que nuestra pareja nos amara incondicionalmente,  por siempre y para siempre, como sucede en el poema. Pero con el tiempo la vida nos enseña que quizas el amor es mas un pacto, una negociacion afectiva de convivencia. Y cuando nos despertamos de ese sueño, esperamos que nos amen como nosotros amamos,  de no suceder asi,  creemos que el amor es malo o no existe pero en realidad solo tenemos que abrir nuestra mente, aceptar que la otra persona nos ame a su criterio y a su manera. Cada uno tiene una forma distinta de expresar afecto, solo tenemos que aceptar al otro tal cual es, y eso ya es amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Qué te pareció el articulo? Deja un comentario recomendando cualquier película, o libro que te guste. ¡Comenta.. Tú opinión es muy importante para mi!

Traductor

Seguir en Google+

Seguidores

Radio

Sigueme en We Heart It

Formulario de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

*--*

Animated Rainbow Moustache
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...